Archivos Mensuales: agosto 2012

Pastel de leche condensada

Estándar

4/6 personas – 30/40 minutos – fácil

Ingredientes:
1 bote de leche condensada
4 huevos
Leche
4 cucharadas de azúcar
1 limón
(si quereis darle un toque de originalidad para que el dulce no salga blanco y tenga otro sabor podeis mezclar la leche condensada con colorantes alimentarios específicos de repostería).

Preparación:
– En un molde se ponen a fuego el azúcar y el zumo de limón hasta que se haga un caramelo que cubra el molde. (Si lo prefieres compra el caramelo hecho, es más cómodo).

– Se baten los huevos y se añade la leche condensada, la raspadura del limón y la misma medida de leche normal.

– Todo se echa al molde que se pone al baño María durante 5 minutos desde que agua hierva. Se tapa el molde y se introduce en el horno hasta que cuaje. Se enfría y desmolda.

Nota: no adjunto las fotos del proceso porque es una receta antigua. Adjunto fotos de los resultados de dos variedades con colorante de fresa y colorante de vainilla.

-FRESA-

-VAINILLA-

-CON FRESAS NATURALES-

¡Qué aproveche!

Y ya sabes, si estás a dieta o tienes problemas con la diabetes u otros problemas derivados de la glucemia ¡ni te acerques a este tipo de postres!

Bizcocho de chocolate y plátano

Estándar

4/8 personas (depende de lo golosos que sean) – 40/45 min – fácil

Ingredientes:
1 vasito de yogurt (normalmente se usa yogurt blanco, cuando hago bizcocho de sabores, pongo yogurt del sabor que quiero darle, así que en este caso fue yogurt de plátano)
1 vasito de aceite de oliva virgen extra
2 vasitos de azúcar
3 vasitos de harina
3 huevos
1 sobre de levadura química o impulsor
1 plátano
chocolate al gusto

Preparación:
1. Para hacer la receta no hay más que batir los huevos en un bol. Añadir el azúcar sin parar de batir.

2. Añadimos el yogurt, el aceite y seguimos batiendo.

3. Añadimos por último la harina con la levadura y mezclamos. Añadiendo también trozos de plátano y chocolate.


4. Engrasamos un molde con mantequilla y agregamos la masa.

5. Horneamos a 180 ºC durante 35 minutos. Después apagamos y dejamos unos 10 minutos más para asegurarnos de que cuece bien por dentro (agujerea con un tenedor para asegurarte de que no quedó crudo).

Esta receta tiene un alto contenido calórico, así que si estás a dieta, ni se te ocurra pensar en ella… si eres diabético/a, tampoco.

En opinión de mi hermana me quedó algo seco por dentro, y en opinión de mi amiga Sara sabía demasiado a plátano… “pa gustos colores”. Me salió bien.

Bavettine con salmón ahumado, rúcula y lombarda

Estándar

4 personas – 15 minutos aprox. – fácil

Ingredientes:
350gr de bavettine
2 cucharadas de aceite de oliva
1 diente de ajo picado
1/4 de una cebolla picada
115 gr de salmón ahumado cortado en tiras
55 gr de rúcula
55 gr de lombarda cortada en juliana
sal y pimienta (al gusto)
1/2 de limón para decorar (opcional)

Preparación:

– Pon una olla con agua y sal, cuando esté en ebullición introducimos la pasta y la dejamos cocer hasta que esté “al dente” -unos 10 minutos-.

– Mientras la pasta se cuece, calentamos el aceite en una sartén y sofreimos el ajo y la cebolla sin dejar que se tuesten. Agregamos el salmón, la rúcula y la lombarda. Salpimentamos.

– Escurrimos la pasta y mezclamos con el sofrito anterior, removemos un poco para mezclarlo todo y servimos para comer.

¡Qué aproveche!

Nota: en la receta original los bavettine no son de colores, pero son los que yo tenía en casa, así que yo he usado bavettine de colores.
Procurad que el salmón, la rúcula y la lombarda no se hagan demasiado, sólo deben estar bien calientes y un poco blandos. Si no teneis alguno de los ingredientes cambiadlos por alguno parecido: hoja de espinaca fresca por la rúcula, palometa por el salmón, etc
Recuerda, no eches sal si eres hipertenso -o vas a comer con alguno-.

Tajine de verduras

Estándar

4 personas – 1 hora y 30 minutos aprox. – fácil

Ingredientes:
300 gr de judias verdes
5 tomates
4 patatas (no muy grandes)
4 cebollas (no muy grandes)
1 pimiento rojo
1 berenjena
2 calabacines
4 dientes de ajo
1/2 cucharadita de ras-el-hanout (mezcla que admite variadas combinaciones de especias, yo uso la más típica: cardamomo, anís, nuez noscada, pimienta y comino)
1 pizca de comino
1 pizca de jengibre
sal
pimienta
aceite de oliva

Preparación:
– Ponemos a hervir las judías verdes en abundante agua con sal. En 20 minutos más o menos estarán listas. Cuando estén, escúrrelas.

– Mientras podemos ir calentando 4 cucharadas de aceite en una cazuela y con él sofreimos las cebollas y los ajos, todos muy picado.

– Aparte, pelamos y troceamos los tomates, los calabacines, las patatas y la berenjena. Lavamos el pimiento y lo cortamos en tiras.

– Cuando las cebollas y los ajos estén dorados, agregamos el ras-al-hanout, el jengibre, el comino, la sal y la pimienta (todo esto al gusto). Removemos y cubrimos con agua.

– Esperamos unos 20 minutos a que todas las verduras se cuezan bien y ¡listo para comer!

Nota:
– en casa no usamos sal ya que mi madre es hipertensa, así que si tienes en tu familia algún hipertenso evita usarla en las comidas, al menos no uses demasiada.
En cambio, puedes usar un poco más de comino y jengibre para resaltar los sabores.
– en la receta original uno de los ingredientes es la berenjena, pero a mi hermana no le gusta, así que introduje calabaza a cambio de la anterior verdura.

Un blog de cocina

Estándar

Desde que era muy pequeña me gusta enredar en los pucheros. Observaba a mi madre y a mi padre cuando se adentraban en la cocina y tenía que subirme a una silla para ver que hacían encima de esa mesa, a la que yo no llegaba, donde había alimentos crudos y de los cuales nacía la comida que comeríamos.

Cuando pude aprendí a cocinar, y ahora que sé cocinar es la hora de experimentar y compartir lo que sé.

Las recetas irán, siempre que pueda hacerlo, acompañadas por fotos reales del proceso de cocina que haya que realizar. También se comentarán las variaciones que se hagan de recetas originales y las adaptaciones de las mismas.

Así nace Tras los pasos de Hestia. Un blog de cocina.

¡Qué aproveche!